Criterios de Accesibilidad

Aparcamiento

Si las instalaciones turísticas tienen zona de aparcamiento, se debe disponer un número mínimo de plazas reservadas para vehículos de clientes con movilidad reducida. Éstas no deben presentar pendiente y además permitir colocar la silla al lado del coche sin ningún riesgo. El número de plazas accesibles es 1 por cada 33 plazas de aparcamiento o fracción y siendo como mínimo 1.

Para la ubicación de las plazas buscaremos zonas próximas a la entrada principal del edificio, teniendo muy en cuenta que el itinerario entre el aparcamiento y nuestras instalaciones debe ser accesible y seguro. Para ello es importante que esté bien iluminado, que el acceso sea al mismo nivel mediante una rampa o con reducción de bordillo, que no existan obstáculos...

Las plazas estarán señalizadas tanto vertical como horizontalmente con el Símbolo Internacional de Accesibilidad y con la prohibición de aparcamiento para otros usuarios que no se encuentren en situación de movilidad reducida. La señal vertical presentará colores contrastados y la horizontal, que aparecerá pintada en el suelo con pintura reflectante y antideslizante, indicará además el perímetro de la plaza de aparcamiento.

Las dimensiones mínimas de las plazas serán 5,00m de longitud por 2,20m de anchura, tanto si están dispuestas en batería como en línea. Éstas deben poseer un espacio de aproximación lateral y posterior, cuyo objetivo es facilitar la libertad de movimientos así como el acceso al vehículo al conductor o acompañante.

Aparcamiento en batería

Independientemente del tipo de aparcamiento, el espacio de transferencia lateral ha de tener una anchura mínima de 1,50m y longitud la de la plaza. Aunque no es obligatorio, sí es recomendable que este espacio reservado se sitúe a ambos lados de la plaza de aparcamiento, ya que la persona con movilidad reducida puede ser tanto el conductor como el acompañante. En el supuesto de que se sitúen varias plazas colindantes, la zona de transferencia lateral podrá ser compartida.

En cuanto al espacio de transferencia posterior, en el aparcamiento en línea ha de tener el ancho de la plaza y un largo mínimo de 3,00m. Idénticas dimensiones ha de poseer si el aparcamiento es en batería; aunque, en la práctica, este espacio es compartido con el área destinada a calzada.

Aparcamiento en línea

Las plazas deberán situarse lo más próximas posibles a los itinerarios peatonales accesibles y a los pasos de peatones, éstos han de tener el mismo ancho que los vados que los delimitan, siendo éste como mínimo 1,80m. Se advertirá de su localización mediante una banda de pavimento ranurado de 0,90m de ancho. Esta banda se situará perpendicular al sentido de la marcha y su trazado se extenderá desde el vado hasta la línea de fachada. Previo al cruce se sitúa otra banda de pavimento de advertencia en botonera, con un ancho mínimo de 0,60m y con el mismo largo que el paso de peatones. Normalmente, es en esta zona en la que se salva el desnivel mediante paños en pendiente, siendo el porcentaje máximo un 10% para tramos de hasta 2,00m, y de 8% hasta 2,50m. Si la pendiente es superior al 8%, se situará una zona de ancho 0,90m a partir del límite externo del vado, con objeto de facilitar el cruce a personas con movilidad reducida. La pendiente transversal máxima será del 2%.

Itinerario exterior

Un diseño de los itinerarios peatonales basado en la accesibilidad, proporciona autonomía e independencia a muchas personas. Para que el trazado sea inclusivo se habrán de tener en cuenta diferentes aspectos.

Sección itinerario exteriorEl espacio libre destinado a peatones tendrá una anchura mínima de 1,80m, aunque en zonas consolidadas y estrechamientos puntuales se puede considerar una dimensión de 1,50m. En cascos históricos donde sea complejo alcanzar la anchura mínima es recomendable crear una plataforma única en la que acera y calzada se sitúen a la misma cota. La altura libre de obstáculos será de 2,20m.

El trazado del itinerario debe ser continuo, sin interrupciones bruscas como peldaños o escaleras. En caso de existir cambios de nivel, éstos se salvarán mediante rampas de ligera inclinación, 4-6%. Si éste es acentuado se salvará mediante rampa y escalera simultáneamente. La pendiente transversal deberá ser inferior al 2%.

El pavimento deberá ser continuo, antideslizante y antirreflectante. Es recomendable emplear diferentes texturas y colores que señalicen la banda libre peatonal, la de mobiliario urbano, la situación de elementos singulares...; Entre las posibles señalizaciones destaca la de localización, cuya función es avisar de algún elemento (por ejemplo, localización de una parada de autobús) y que está constituida por un pavimento ranurado; y la de advertencia, cuyo principal objetivo es avisar de una posible situación de peligro (por ejemplo, un paso de peatones) y posee relieve en botonera.

Planta itinerario exteriorMuchas personas con discapacidad visual se orientan por contrastes. Por eso, es recomendable que el itinerario libre peatonal tenga un tono claro y que destaque sobre otras zonas no transitables.

La altura máxima del bordillo existente entre la acera y la calzada será de 0,12m. Si existen pasos de peatones a nivel de la calzada, el bordillo se rebajará y se pavimentará de forma que contraste en color y textura con el entorno. El bordillo en el punto de encuentro entre la calzada y la acera tendrá un canto redondeado y achaflanado, además su altura será de aproximadamente 0,02m. Esta distancia permite que las personas con discapacidad visual invadan la calzada sin advertirlo, y que las personas con movilidad reducida lo salven sin mucha dificultad.

Si existen elementos que sobresalen del plano de fachada, se ha de tener en cuenta que el saliente máximo es 0,10m, y que esta limitación se mantiene al menos hasta los 2,20m de altura. Además, la distancia vertical entre el pavimento y el saliente deberá ser inferior a 0,15m, para evitar golpes y tropiezos de los viandantes. También sería adecuado proyectar el perfil en el suelo para que pudiera ser detectado con el bastón guía por personas con discapacidad visual.

La señalización vertical, semáforos o farolas se han de situar en las proximidades al bordillo, en la franja de servicio de calzada. Han de poseer una altura mínima de 2,20m y no invadir en ningún caso el área libre peatonal. Si esto fuera imposible, habría que situarlas en altura.

Itinerario exterior con pavimento diferenciadoEn el caso de bolardos, contrastarán cromáticamente con el pavimento. Se situarán lo más próximo posible a la calzada y fuera del área libre peatonal. En su diseño se evitarán salientes.

Si se sitúan árboles o jardineras, deberán respetar el área reservada al tránsito de peatones y la altura libre de 2,20m. Los alcorques se cubrirán con rejillas enrasadas en el pavimento para evitar una diferencia de nivel que pueda provocar tropiezos o caídas. La rejilla debe ser permeable para que el agua pueda llegar al árbol, siendo las dimensiones máximas de los huecos de 0,01m, esta limitación tiene como objetivo impedir que puedan penetrar bastones, ruedas de carritos...

El mobiliario urbano habrá de ser accesible y se tendrá en cuenta en su localización que no obstaculice la banda libre peatonal, así como la disposición de pavimento de señalización que advierta de su situación.

Señalización

Señalización cultural contrastadaTodos los elementos que se describen en esta guía deben estar debidamente señalizados. En este apartado ofrecemos las características que debe tener la información que ponemos a disposición de los turistas. Ésta será claramente perceptible y comprensible por todos/as, y se ofrecerá de forma visual, sonora y táctil pensando en aquellas personas que presentan deficiencias sensoriales.

Las señales y rótulos deben situarse en lugares que sean visibles con total nitidez desde cualquier punto. Es recomendable que se sitúen paralelamente a la dirección de la marcha, y en una posición en la que el ciudadano pueda aproximarse y escoger la distancia de lectura más cómoda.

Hay que prestar atención al contraste visual para poder visualizar claramente la información. Para ello usaremos letra/pictograma claro sobre fondo oscuro o letra/pictograma oscuro sobre fondo claro. La letra será sencilla, legible y sin deformaciones, su tamaño dependerá de la distancia desde la cual se observe:

Distancia Tamaño
0,5m 0,1014m
1,00m 0,028m
2,00m 0,056m
3,00m 0,084m
4,00m 0,11m
5,00m 0,14m
10,00m 0,28m
100,00m 2,80m

El color de la fuente tiene que contrastar con el fondo, ya que así se percibirá más fácilmente el contenido de la señal, a continuación se ofrecen las combinaciones más accesibles:

Símbolo Fondo
Negro Blanco
Azul Blanco
Rojo Blanco
Negro Amarillo
Blanco Negro
Amarillo Negro
Blanco Rojo

Se huirá de materiales que generen brillos o deslumbramientos, así como el uso de ilustraciones o fotografías de fondo que reduzcan el contraste.

Es recomendable utilizar símbolos internacionales que puedan ser reconocidos por todo el mundo. Actualmente existen diferentes organismos que están difundiendo señalética universal, entre ellos nos encontramos la International Commission on Technology and Accessibility (ICTA), orientada principalmente a simbología relacionada con la accesibilidad, o el American Institute for Graphic Arts (AIGA), que ha diseñado un total de 50 símbolos genéricos para ser usados principalmente en núcleos urbanos.

Señalización universal: Sistema AIGA

En los edificios, los sistemas de aviso de alarma y emergencia deben transmitirse por medios sonoros y visuales simultáneamente. El mensaje sonoro será conciso y claro y se transmitirá en dos idiomas diferentes si es posible.

Los elementos de señalización que se sitúen en la vía pública, irán colocados en la zona exterior de la acera, a una distancia mínima de 0,40m del bordillo, dejando un ancho libre de calzada mínimo de 1,80m. En itinerarios estrechos donde no sea posible esta localización se situarán adosados a la fachada, siempre y cuando el borde inferior se sitúe a una altura superior a 2,20m; diferenciando entre la destinada a peatones (altura 2,35m) y a vehículos (altura superior a 2,85m). Si se emplea un poste soporte, la distancia máxima de invasión de calzada será 0,10m

Señalizacion

Se intentará situar la información en la zona de barrido ergonómico del brazo y así poder realizar una cómoda lectura en braille o altorrelieve. En el caso de soportes verticales la altura oscilaría entre 1,25 y 1,75m y con una inclinación de 15-30º y en soportes horizontales entre 0,90 y 1,20m, y una inclinación de 30-45º.

Máquinas expendedoras e informativas, cajeros automáticos, teléfonos públicos y otros elementos que requieran manipulación

La disposición de estos elementos permitirá el acceso desde el itinerario peatonal, e incluirá un espacio de uso frontal libre de obstáculos en el que pueda inscribirse una circunferencia de 1.50 m. de diámetro. Además, deberá permitir un ancho peatonal libre mínimo de 1,80m.

El pavimento en el que se sitúan ha de estar al mismo nivel de la acera. Deberá advertirse su situación mediante pavimento de señalización ranurado, que contraste cromática y podotáctilmente con el entorno.

El diseño de todos los elementos permitirá el acceso frontal de usuarios de sillas de ruedas. Pensando en ellos y en las personas de talla baja, se exige que la información se sitúe a una altura comprendida entre 1,00-1,40m y en un soporte con inclinación de 15-30º. Si existieran elementos manipulables, deberían situarse a una altura comprendida entre los 0,70-1,20m, también es en esta franja en la que debe aparecer la información táctil (braille o altorrelieve).

Máquinas expendedoras e informativas, cajeros automáticos, teléfonos públicos y otros elementos que requieran manipulación

Los elementos manipulables que dispongan de medios informáticos de interacción con el público han de tener las adaptaciones necesarias para el uso del braille, la conversión en voz y la ampliación de caracteres.

Teléfono públicoEl nivel de iluminación permitirá la lectura de la información o las instrucciones de uso. Se cuidará el tamaño de la letra y la relación figura-fondo de los caracteres de forma que sean fácilmente legibles por personas con problemas visuales.

Los aparatos telefónicos contarán con regulación de volumen, al objeto de poder ser usados por personas hipoacústicas. Se instalarán teléfonos con teletexto y pantalla, utilizables por personas con discapacidad auditiva en lugares representativos del municipio o establecimiento. Se deberá señalizar de modo táctil la tecla número 5, así como instalar un sistema audible y subtitulado de confirmación de pulsación. Estos teléfonos se señalizarán convenientemente mediante el símbolo internacional de accesibilidad.

Acceso al interior

En edificios o entornos singulares se puede señalizar el acceso e itinerarios mediante pavimento podotáctil, facilitando así la tarea a personas con discapacidad visual. Para ello se dispondrá de pavimento ranurado en la dirección de la marcha y con un ancho de 0,40m. Su trazado será continuo hasta puntos en los que haya una bifurcación, es decir, una posible elección de itinerarios, en los que se situará una roseta, que es un área de 1,20x1,20m de pavimento de botonera. Ambos pavimentos han de estar diferenciados cromáticamente del pavimento adyacente. Sin embargo la señalización exterior no está muy extendida y su uso se limita a los itinerarios interiores.

Teniendo en cuenta a las personas con discapacidad auditiva en particular, y al conjunto de la población en general, se habrá de situar en la puerta principal un panel informativo con el nombre y tipo de establecimiento.

Vestíbulo con espacio libre que permite el giro en silla de ruedasSi existen intercomunicadores o sistemas de llamada, éstos deberán ser accesibles, integrando la opción visual, táctil y auditiva. Han de estar instalados a una altura máxima de 1,20m sobre rasante y presentar un color que contraste cromáticamente con el paramento.

El acceso al edificio se puede realizar a cota de rasante, que sería la opción idónea. Se prestará atención a que en el vestíbulo previo se pueda inscribir una circunferencia de diámetro 1,50m, que los elementos de paso cumplan con las medidas mínimas para ser accesibles y que el pavimento empleado cumpla con las condiciones de homogeneidad y antideslizamiento.

La puerta de acceso debe tener una anchura mínima de 0,80m. El sentido de apertura de las puertas ha de ser el de evacuación y se deben situar manivelas o tiradores accesibles. Se recomienda instalarla automática o batiente, evitando las giratorias y puertas de cristal que no presenten marco. A ambos lados de la puerta se podrá inscribir una circunferencia de diámetro 1,20m.

Acceso al interior

En los 0,80m previos y posteriores al eje longitudinal de la puerta se suprime el pavimento táctil, para así indicar que nos encontramos ante un posible obstáculo.

En el caso de que el desnivel salvado entre el exterior y el interior del edificio sea inferior a 0,185m y la pendiente inferior al 6% se situará una rampa de ancho superior a 1,20m en material antideslizante. En este caso no es necesaria la instalación de barandillas o apoyos laterales.

El inicio y final de la rampa deberá señalizarse mediante pavimento ranurado en un área de 1,20x0,60m. Se ha de prestar especial atención a que el espacio anterior y posterior a la puerta sea horizontal y nunca inclinado.

Si el desnivel supera los 0,185m o la pendiente el 6% se habrá de instalar una rampa con barandillas. Éstas han de situarse a doble altura y será necesario prolongarlas 0,30 m previa y posteriormente al desarrollo de la rampa si éste es superior a 3,00 m. También, habría que valorar la posibilidad de ofrecer un acceso alternativo salvando la altura mediante peldaños.

Puerta de acceso a un edificioLa diferencia de rasante entre la vía pública y el edificio siempre deberá ser salvada en el interior de éste. En caso de edificaciones existentes en los que no se pueda solucionar la diferencia de rasante en el interior, se podrá hacer en el exterior siempre y cuando se respete un ancho libre mínimo de 1,50m.

Una vez dentro del edificio hay que facilitar la orientación de los usuarios. Los recorridos a las distintas zonas del edificio deben estar señalizados así como las escaleras, ascensores, accesos y salida. El mobiliario ubicado en el vestíbulo permitirá la libre circulación de cualquier persona. Podemos encontrar una zona de mostradores y recepción, ésta será accesible. Cualquier elemento que pueda ser utilizado por los usuarios debe colocarse entre los 0,70m y los 1,20m de altura.

Servicio de información y atención al cliente

Estas áreas de atención al consumidor estarán diseñadas de forma que faciliten la comunicación entre los/las visitantes y aquellos que los/las atienden. Son espacios básicos en cualquier instalación, ya que funcionan como punto de información, promoción y venta de los productos y servicios que se ofrecen. Por tanto deberán estar comunicados mediante itinerarios accesibles con la entrada principal del edificio.

Mostrador accesibleEn el caso de que se existan sistemas de control de acceso, éstos no supondrán ningún obstáculo para personas con movilidad reducida, ni para aquellos con perro guía. Tampoco deben interferir con dispositivos personales electromagnéticos como marcapasos o prótesis auditivas.

La información proporcionada debe ser claramente perceptible y comprensible, por lo que debemos procurar que aparezca de forma visual y sonora para hacerla accesible a personas con deficiencias sensoriales. Es recomendable que el espacio esté bien iluminado, instalar y señalizar la existencia de bucle de inducción magnético y formar al personal de atención al cliente en lengua de signos y en un trato adecuado hacia las personas con discapacidad.

Debemos tener en cuenta que cualquier usuario o trabajador puede presentar movilidad reducida, por lo que tenemos que conseguir que estos espacios sean accesibles dotándolos de aquellos elementos precisos para una correcta atención al público.

Si se trata de un despacho o un mostrador, éste contará con un espacio de al menos 1,50m de diámetro que permita el acceso a personas con silla de ruedas. Además, la mesa o mostrador debe estar bien iluminada y ser de doble altura, permitiendo así el acceso frontal a las personas con movilidad reducida o a las personas de talla baja, para ello dispondrá de una zona con las siguientes características: 0,80m de anchura mínima, entre 0,70-0,85m de altura, 0,50m de profundidad y 0,70m de altura libre mínima.

Mostrador

En el caso de ventanillas, la configuración y dimensiones del plano de trabajo accesible para personas en silla de ruedas serán idénticas a las del despacho o mostrador. El borde inferior de la ventanilla estará situado a una altura máxima de 1,10m, distancia que permite al usuario aproximarse con facilidad al personal de atención al cliente. Se debe evitar el uso de cristales o mamparas, ya que dificultan la transmisión del sonido.

Ventanilla

Si se prevé que el tiempo de espera de los usuarios pueda ser superior a 15 minutos, se instalarán asientos y apoyos isquiáticos, además de reservar zonas destinadas a usuarios en silla de ruedas. El diseño de las áreas de espera permitirá circular libremente y sin dificultad entre el mobiliario.

Itinerario interior

Al menos uno de los itinerarios que comunique las diferentes dependencias y servicios entre sí y con el exterior ha de ser accesible. Para ello permitirá una altura libre en los espacios de circulación de 2,50m, pero se pueden justificar reducciones puntuales de 2,20m. La dimensión de los pasillos se establece según el flujo previsto de circulación, aunque el mínimo es 1,20m. Se permiten estrechamientos puntuales de 1,00m si se mantienen como máximo en una longitud de 0,50m y se sitúan a una distancia mayor de 0,65m a cualquier cambio de dirección en el trayecto o huecos de paso. Cada 10,00m de recorrido habrá un espacio de 1,50m de diámetro que permita realizar un giro de 360º con una silla de ruedas.

Espacios de giro, vestíbulos y pasillos

Las esquinas del mobiliario y de las paredes deben ser redondeadas para evitar que alguien pueda hacerse daño. El pavimento será antideslizante tanto en seco como en mojado. Los desniveles existentes se salvarán mediante el uso de rampas, ascensores y escaleras accesibles.

Se evitará la presencia de obstáculos en el itinerario. Para ello se optará por empotrarlos en las paredes. En caso de que sea imposible serán referenciados hasta el suelo. Si existe felpudo se deberá anclar y enrasar con el pavimento para así evitar posibles tropiezos y caídas.

En las proximidades a ascensores podrá inscribirse una circunferencia libre de obstáculos de 1,50m de diámetro, idéntica circunferencia, pero de diámetro 1,20m se ha de poder inscribir en ambas caras de la puerta.

El rodapié será de un color diferente al del resto del pavimento ya que es un elemento de señalización y por tanto de orientación para personas con discapacidad visual.

Se puede colocar un pasamanos a doble altura que sirva de ayuda a aquellos que circulen por el pasillo pero sin obstaculizar. Éste contrastará cromáticamente con el paramento para que sea fácilmente perceptible.

Igualmente las puertas contrastarán cromáticamente con el paramento en el que se sitúan. Deben tener una anchura mínima de 0,80m y una altura mínima de 2,00m, el ángulo de apertura ha de ser superior a 90º. Se recomienda instalarlas automáticas o batientes, evitando las giratorias y las puertas de cristal que no presenten marco y bandas señalizadoras.

Si las puertas son automáticas, poseerán mecanismos de ralentización de la velocidad y de seguridad en caso de aprisionamiento.

Los mecanismos de accionamiento deben ser fáciles de manipular, por presión o palanca, quedando prohibidos los pomos. En cuanto a los pestillos interiores se accionarán por palanca, pero nunca por giro. Éstos permitirán la apertura desde el exterior en caso de emergencia. Todos los mecanismos instalados han de contrastar cromáticamente con la puerta y se situarán a una distancia sobre el suelo entre 0,80-1,20m.

Huecos de paso. Paramentos verticales transparentes

Las puertas con hojas totalmente transparentes dispondrán de bandas señalizadoras que contrasten con el entorno en las áreas comprendidas entre 0,85-1,10m y 1,50-1,70m de altura. Otra alternativa a las bandas es disponer un travesaño horizontal a una altura de 0,85-1,10m o montantes verticales cada 0,60m como máximo.

Rampa

La rampa se considera un elemento primordial en el tema de la accesibilidad. Debe ser antideslizante y perfectamente detectable por todos gracias a los cambios de textura y color del pavimento empleado. Al inicio y fin de ésta y en sentido perpendicular al desplazamiento se situará una banda de 1,20x0,60m de pavimento ranurado y contrastado cromáticamente.

La anchura libre de ésta será 1,20m. Los rellanos y descansillos serán completamente horizontales y tendrán una profundidad en el sentido de la marcha de 1,50m de diámetro. El recorrido máximo sin rellano es 9,00m, aunque no se recomiendan ya que pueden llegar a agotar en exceso a la persona.

Se deben utilizar formas sencillas, de directriz recta o ligeramente curva (radio superior a 30,00m), para facilitar la orientación espacial. La rampa puede ser cubierta o a la intemperie. Si la rampa fuera cubierta no es recomendable el uso de vidrios para dicha cubrición.

Rampa

Se colocarán pasamanos a ambos lados si la altura salvada es superior a 0,185m o la pendiente es superior al 6%. Si la longitud del tramo es superior a 3,00 m el pasamanos se prolongará 0,30m en los extremos. En caso de que el ancho del tramo sea superior a 4,00m se situará además un pasamanos intermedio. Los pasamanos empleados serán de dos alturas, su trazado será continuo y los anclajes no interrumpirán el paso de la mano, su separación del paramento será de 0,04m. Se ejecutará en un material que permita la sujeción, incluso a altas temperaturas, como puede ser la madera.

Las barandillas empleadas tendrán una altura mínima de 0,90m si la diferencia de cota que protegen es inferior a 6,00m, y 1,10m si es superior. Los barrotes empleados no serán escalables y se separarán como máximo 0,10m para evitar atrapamientos.

Escalera

Si existen escaleras, se dispondrá un itinerario alternativo accesible para personas con movilidad reducida, resuelto mediante rampa, ascensor o salvaescalera.

El ancho de una escalera va a depender del tipo y número de usuarios que la utilicen al mismo tiempo. Sin embargo la anchura mínima será de 1,20m. Cada tramo tendrá un mínimo de 3 peldaños y la altura máxima salvada por un mismo tramo será de 2,25m. Los tramos de escaleras deben ser rectos o ligeramente curvos. Los descansillos y áreas de embarque/desembarque estarán libres de obstáculos, tendrán el mismo ancho que la escalera y una profundidad mínima de 1,20m. No se permitirán mesetas en ángulo, partidas o escaleras compensadas.

Escalera

En los extremos de la escalera y en dirección perpendicular al sentido de la marcha se colocará una franja de pavimento señalizador que contraste cromática y podotáctilmente con el entorno con una anchura de 1,20m como mínimo y una longitud de 0,80m.

La altura salvada entre escalones debe ser la misma, y será como máximo de 0,175m, la presencia de tabica es obligatoria para evitar tropiezos o accidentes. La huella no presentará ningún tipo de resalte o bocel y su dimensión mínima será 0,28m. El pavimento debe ser antideslizante, tanto seco como mojado.

Detalles peldaño

Para facilitar a las personas con discapacidad visual el reconocimiento de cada peldaño se situará una banda antideslizante de 0,05m de ancho y de color contrastado a 0,03m del fin del peldaño.

A ambos lados de las escaleras se instalará un pasamanos a doble altura. Si la escalera cuenta con más de 4,00m de ancho habrá un pasamanos central. Éstos deben cubrir todo el recorrido e incluso prolongarse 0,30m sobre el inicio y final del trayecto, sus características son similares al empleado en la rampa accesible.

Si la altura que se salva es superior a 0,55m y las escaleras no están cerradas por paramentos verticales, será necesario instalar barandillas o antepechos de características similares a los situados en las rampas.

El espacio bajo las escaleras debe señalizarse y acotarse para evitar posibles golpes y accidentes.

Ascensor

Frente a las escaleras, los ascensores son la mejor opción para acceder a los distintos niveles de un mismo edificio. Deben situarse en los accesos principales de los edificios y en los itinerarios accesibles.

Para facilitar su localización, se emplearán colores en la puerta que destaquen frente al entorno, además se colocará pavimento señalizador ranurado en dirección perpendicular al sentido de la marcha frente al acceso. El ancho de la franja coincidirá con el de la puerta y el fondo será de 1,20m.

Las dimensiones de los ascensores variarán según la capacidad y el uso del edificio en el que se instalen. Las dimensiones mínimas que permiten la entrada a una persona en silla de ruedas y su acompañante son las siguientes, ancho de paso de 0,80m, longitud de cabina de 1,25m y ancho de cabina de 1,00m.

La zona de acceso al ascensor debe permitir la inscripción de una circunferencia de 1,50m de diámetro con una silla de ruedas y estar libre de obstáculos. El pavimento en esta zona y en el interior de la cabina debe ser antideslizante, firme, sin cejas ni otras desigualdades acusadas. No existirá ningún resalte entre el pavimento y la cabina, y la distancia máxima horizontal entre la cabina y el acceso será 0,035m.

Debe instalarse un sistema interior y exterior de señalización visual y acústico que indiquen la planta en la que nos encontramos, la planta de destino del ascensor y la dirección del desplazamiento. El ascensor contará con un sistema de comunicación en caso de emergencia mediante interfono.

Ascensor

Las puertas serán telescópicas y automáticas, con una anchura libre mínima de 0,80m y una altura libre mínima de 2,00m. Deberán ir provistas de un sistema de detección que detenga el cierre de éstas en presencia de obstáculos y así evitar posibles atrapamientos.

En el interior contaremos con un pasamanos perimetral continuo en todos sus paramentos a una altura de 0,90m, su diseño debe permitir un apoyo ergonómico de la mano, tendrá un diámetro entre 0,03-0,045m y estará separado del paramento al menos 0,035m.

La botonera, tanto en el interior como en el exterior del ascensor debe estar a una altura comprendida entre 0,90-1,20m. La información de los botones estará en altorrelieve contrastado y braille. En el exterior, deberá colocarse en las jambas el número de la planta en la que nos situamos en braille.

Es recomendable situar un espejo frente a la puerta de acceso con el objeto de servir de guía al realizar maniobras a personas usuarias de sillas de ruedas. El espejo no debe llegar hasta los bordes laterales, superior e inferior del paramento en el que se instala, ya que puede generar confusión y una falsa sensación de profundidad.

Las luminarias se situarán fuera del ángulo de visión de las personas para no causar deslumbramientos, además en los revestimientos se evitará usar materiales que generen brillos o reflejos.

Mecanismos de accionamiento y control

Mecanismos de accionamiento y controlUn correcto diseño de los diferentes pulsadores, interruptores, termostatos y demás elementos de accionamiento, regulación y control proporciona independencia y autonomía en muchas actividades diarias a personas con discapacidad. Éstos deben ser ergonómicos, con forma redondeada y sin aristas. En el caso de manillas o tiradores la longitud mínima debe ser de 0,15m.

Interruptores con color contrastado y de fácil accionamientoEs preferible instalar mecanismos por presión ya que permiten accionar el elemento sin necesidad de girar la muñeca y por lo tanto son de fácil manejo. Los mecanismos contrastarán en color con el entorno para que puedan ser localizados sin dificultad.

Se ha de prestar especial atención al diseño de interruptores o pulsadores de alarma, serán de fácil accionamiento mediante el puño cerrado, codo o mano; o bien, de tipo automático.

La distancia a encuentros en esquina ha de ser superior a 0,35m. Según la función de cada uno, se instalarán a unas alturas determinadas: mecanismos de accionamiento, regulación y control a 0,80-1,20m y tomas de corriente o señal a 0,40-1,20m.

Servicios higiénicos

Un aseo o un cuarto de baño es un espacio imprescindible en cualquier instalación. Si contamos con varios baños o aseos, al menos uno deberá ser utilizable por personas con cualquier tipo de discapacidad. Si por el contrario sólo disponemos de un aseo en nuestras instalaciones, tendrá que ser accesible para todos los usuarios. En ambos casos se señalizará con el Símbolo Internacional de Accesibilidad.

Debemos tener en cuenta que el itinerario a los aseos o baños debe ser accesible.

Lavabo adaptado con grifería monomandoEn el interior del cuarto de baño o aseo se podrá inscribir una circunferencia de 1,50m de diámetro para que una persona en silla de ruedas pueda realizar un giro de 360º. Las puertas serán abatibles hacia el exterior, con un ángulo de apertura igual o superior a 90º, o de tipo corredera, y cumplirán las prescripciones enumeradas anteriormente.

Los aseos deben contar con un lavabo en su interior. Éste deberá estar suspendido y no tener pedestal para permitir la aproximación frontal de personas en silla de ruedas. Su altura debe estar comprendida entre 0,80-0,85m. La altura libre inferior debe ser de al menos 0,70m y el fondo libre de al menos 0,50m, aunque también tenemos la opción de instalar lavabos regulables.

BañoLa grifería será de tipo monomando gerontológica o de célula fotoeléctrica ya que son las más fáciles de accionar. La distancia de alcance horizontal desde el asiento será de 0,60m. Además, se puede instalar un termostato que regule la temperatura del agua hasta un máximo de 40º.

En cuanto al inodoro, debe disponer en uno de los lados, de un espacio libre de obstáculos de 0,80m para hacer posible la transferencia lateral desde una silla de ruedas. El espacio de transferencia sólo es obligatorio en un lado, aunque es muy recomendable reservarlo a ambos lados del inodoro. La elección de inodoros suspendidos o murales es la opción más aconsejable. La altura del asiento debe oscilar entre los 0,45-0,50m de altura. El mecanismo de descarga de las cisternas será de fácil accionamiento, por lo que se instalarán pulsadores de gran formato en las proximidades del inodoro.

Inodoro con barras auxiliaresAsí mismo, debemos instalar barras auxiliares de apoyo a ambos lados del inodoro. La correspondiente al lateral donde se efectúa la transferencia debe ser abatible verticalmente, mientras que la restante puede ser fija. Deben estar situadas a 0,70m de altura, tener una longitud de 0,70m y la distancia entre los ejes de ambas estará entre 0,65-0,70m.

En los cuartos de baño podemos encontrar además duchas y bañeras. Las personas con movilidad reducida prefieren las primeras, ya que el acceso es mucho más fácil y cómodo.

En el caso de duchas se reservará un espacio mínimo de 1,80x1,20m para la instalación de éstas. Se debe respetar una zona libre de 0,80m para realizar la transferencia con comodidad. El suelo de la ducha ha de estar enrasado en el pavimento para facilitar el acceso a muchas personas, ser antideslizante y tener una pendiente máxima de evacuación de agua del 2%.

Debe poseer una silla, ya que muchas personas no pueden permanecer de pie. La mejor opción es un asiento situado en el paramento, abatible y con un acabado que permita evacuar el agua, tendrá unas dimensiones de 0,40x0,40m, estará situado a una altura entre 0,45-0,50m sobre el suelo y el respaldo oscilará entre 0,45-0,50m. Deben instalarse barras de apoyo horizontales y verticales a una altura de 0,70m. Una alternativa al asiento abatible es el uso de una silla de ruedas especial para ducha.

Bañera adaptada con espacio para trasferenciaSi se instala bañera debe haber una distancia libre lateral de 0,80m de ancho para poder realizar la transferencia. Dispondrá de una tabla de transferencia situada a la misma altura que el borde. El asiento contará con respaldo y será giratorio y la mampara será plegable o corredera, nunca abatible, ya que reduce el espacio de maniobra.

La bañera contará con una barra horizontal de apoyo situada a una altura de 0,70m y otra vertical cuyo punto medio se sitúe a 0,70m sobre el nivel del suelo. Ambas deberán poder asirse desde el asiento con facilidad. Debemos tener en cuenta que el material de acabado de la bañera sea antideslizante. Tanto en duchas como en bañeras se optará por la grifería de las condiciones anteriormente descritas, su localización permitirá al usuario manipularla con facilidad desde el asiento.

El rociador de la ducha se situará a una altura comprendida entre 0,80-1,20m. Su utilización podrá ser manual y se permitirá regular su altura.

AseoLos distintos mecanismos que pueden encontrarse en un aseo se situarán en la zona de barrido ergonómica, es decir entre los 0,40-1,20m de altura. Se instalará un dispositivo de llamada de emergencia y un avisador acústico y luminoso en el interior del aseo o baño. La estancia ha de contar con un espejo que tendrá el borde inferior situado a unos 0,90m de altura y con una inclinación sobre la vertical de 10º.

Es muy importante que los mecanismos, sanitarios y otros elementos de interés contrasten cromáticamente sobre los paramentos para así facilitar la detección por parte de personas con discapacidad visual.

La iluminación no funcionará mediante temporizador, podrá activarse mediante un interruptor de presión de gran formato y con marco luminoso o mediante sensores de movimiento. Los mecanismos eléctricos se accionarán por presión, al igual que el resto de elementos instalados en el aseo.

Salón de actos o sala de reuniones

Estos espacios son muy usuales en la mayoría de los edificios, debemos prestar especial atención en su diseño a las zonas reservadas para las personas con discapacidad.

El lugar donde se sitúan los conferenciantes estará elevado sobre tarima para favorecer la conexión visual con los asistentes. Se accederá a través de una rampa que reúna las condiciones mínimas de accesibilidad y se complementará con escalones.

La disposición del mobiliario permitirá un espacio libre en los pasillos mayor o igual a 1,20m, y frente a los accesos o en los posibles cambios de dirección la inscripción de una circunferencia de diámetro 1,50m.

En estas salas es necesario reservar áreas para personas con movilidad reducida ubicados, según criterios de comodidad y seguridad, junto a los espacios de circulación y vías de evacuación accesibles. Estas plazas dispondrán de un asiento anejo para el acompañante. Se reservará una plaza por cada 100 y como mínimo 2.

En lo referente al área de ocupación, el de una persona que utilice silla de ruedas se estima igual o mayor que 0,90x1,20m si el acceso es frontal, o 0,90x1,50m si es lateral.

Salón de actos o sala de reuniones

En las primeras filas, se reservarán algunas plazas para personas con discapacidad visual y otras para personas con discapacidad auditiva que entiendan la lengua de signos.

Se reservará una plaza por cada 50 para personas con discapacidad auditiva que utilicen mecanismos de ampliación del sonido. Estas plazas dispondrán de un sistema de mejora acústica gracias a dispositivos como el bucle de inducción magnética.

En cualquier caso, las plazas reservadas serán horizontales, situadas preferentemente en el mismo nivel que los espacios de acceso, y no pudiendo ubicarse en espacios residuales o aislados.

En el caso de que el espacio de butacas se disponga en forma de gradas, las reservas de espacio se localizarán en la parte alta o en la parte baja de las gradas, preferentemente, en el mismo nivel que los espacios de circulación que comuniquen con los accesos. Además las gradas deben señalizarse mediante diferenciación cromática y de textura en su borde.

Las butacas estarán dotadas de reposabrazos abatibles y el espacio libre entre las filas de butacas será igual o mayor que 0,50m para permitir el acceso y el uso a personas con dificultades de deambulación o de gran estatura.

Restaurante, bar y cafetería

Comedor con espacio libre de giroEn estos lugares, es muy importante mantener un espacio mínimo de paso no inferior a 0,90m. Además, en los itinerarios principales esta medida se aumenta hasta 1,20m. Deben existir zonas en las que se pueda inscribir una circunferencia libre de obstáculos de 1,50m de diámetro para poder realizar giros y cambiar de dirección personas usuarias de silla de ruedas.

El interior del establecimiento ha de estar libre de obstáculos, instalando rampas cuando existan desniveles. En el caso de que existan escaleras, deben instalarse pilotos en los peldaños. Es recomendable instalar franjas guía y pasamanos que permitan orientarse por los pasillos.

Un elemento fundamental que encontramos en estos espacios es la barra, que debe tener una zona que permita la aproximación de personas. Dicha barra tendrá un mínimo de 0,80m de largo y una altura de 0,85m. El espacio libre inferior debe tener una profundidad mínima de 0,60m y una altura de 0,70m.

También podemos encontrar mesas y sillas. Las mesas permitirán, al igual que la barra, la aproximación frontal, por lo que las medidas coinciden con las que aparecen en el párrafo anterior. En cuanto a las sillas, su asiento se situará a unos 0,45m y deben tener respaldo. Los reposabrazos deben colocarse a 0,18m del asiento aproximadamente. Hay que intentar que sean ligeras, fáciles de mover, y que el acolchado no sea demasiado blando.

Restaurante, bar, cafetería

Si existe una zona con autoservicio, la barra para el paso de bandejas se situará a 0,80m de altura y tendrá un ancho aproximado de 0,35m. La comida se colocará a una distancia inferior a 0,60m del borde exterior de la barra. Junto a ésta existirá un espacio libre longitudinal de 0,90m de ancho destinado al tránsito de personas.

Si el establecimiento cuenta con menús o cartas, éstos cumplirán los requisitos necesarios para ser accesibles. La fuente utilizada para escribir el texto debe ser clara, como lo son los tipos Arial, Helvética o Verdana. El tamaño ha de ser como mínimo de 14 puntos. Es recomendable numerar los platos e incluir imágenes. Además debemos poner a disposición de los clientes que lo precisen un menú en braille o en altorrelieve. En la carta, sería recomendable incluir platos destinados para personas que precisen dietas específicas, como personas celiacas, diabéticas, vegetarianas...

Es recomendable que se disponga de diversos elementos de menaje adaptados como vasos o cubiertos.

Debe haber al menos un baño adaptado en el local. Los accesos, recorridos, servicios y salidas deben estar debidamente señalizados. Además, dispondrán de luces de emergencia.

Tienda de recuerdos

Estos establecimientos garantizarán el acceso al interior por lo que la puerta de entrada será totalmente accesible. La anchura mínima es 0,80m, aunque al tratarse de espacios con un tránsito de personas más continuado se recomienda hacerla de un ancho superior. El desnivel de entrada se salvará con una rampa con las especificaciones técnicas indicadas anteriormente.

La disposición del mobiliario interior debe permitir una cómoda deambulación de las personas, el ancho mínimo de paso ha de ser 0,90m; aunque, si las dimensiones del espacio lo permiten, se debería aumentar a 1,20m al menos.

Tienda de recuerdos

En cuanto al mostrador, contará con una zona destinada a la atención de usuarios en silla de ruedas o de talla baja, ésta no debe superar los 0,85m de altura. Debe contar con un espacio que permita la aproximación frontal, por lo que quedará un espacio libre inferior de 0,80m de ancho, 0,70m de altura y 0,50m de profundidad.

Las estanterías con productos de primera necesidad o de consumo más habitual se situarán a alturas comprendidas entre 0,40-1,40m con objeto de que personas con dificultad para agacharse o inclinarse puedan acceder de modo autónomo a los productos.

Tienda de recuerdos 2En las cajas para efectuar el pago, se limitará la altura del plano superior a 0,85m.

Si la tienda cuenta con escaparate, el borde inferior del cristal no debe superar los 0,60m de altura para permitir la correcta visualización de aquellas personas en silla de ruedas o de talla baja. Además, en la fachada no aparecerán anuncios, toldos o cualquier otro elemento que sobresalga del paramento a una altura inferior a 2,20m.

Los carteles empleados tendrán caracteres de tamaño adecuado según la distancia a la que deban ser leídos. Además, el texto y el fondo contrastarán. Hay que prestar especial atención a que la iluminación empleada no genere reflejos y brillos que dificulten la visión o lectura de la cartelería.

Sala de estar y comedor

Estos espacios se destinan al descanso y a la relajación, por lo que debemos buscar la máxima comodidad.

Las puertas de acceso a estas estancias deben ser accesibles, y por lo tanto hay que evitar el uso de pomos.

El espacio libre de paso entre los elementos de esta estancia ha de ser de un mínimo de 0,90m de ancho. Además, cada 10,00m, existirán espacios de 1,50m de diámetro que permitan realizar cómodamente un giro de 360º con una silla de ruedas.

Sala de estar y comedor

Hay que evitar aquel mobiliario que presente aristas y esquinas con las que alguien pueda hacerse daño. También podemos utilizar elementos de goma en los cantos. El plano superior del mobiliario se debe situar a una altura máxima de 0,85m para que sea accesible a personas de talla baja o con movilidad reducida.

Las sillas o sillones deben tener la base a una altura que oscile entre los 0,45-0,50m. El respaldo no debe ser inferior a 0,40-0,50m. Es obligatorio que tengan reposabrazos para facilitar la incorporación al levantarse, y recomendable que sean abatibles para facilitar la transferencia desde la silla de ruedas. Se reservarán áreas junto a la zona de estar y de comedor para personas en silla de ruedas.

Las mesas tendrán una altura máxima de 0,85m en su plano superior y tendrán espacio libre inferior que permita la aproximación.

La iluminación permitirá leer o ver la televisión cómodamente. Podemos utilizar lámparas de pie para dar más luz en las partes que prefiramos, como la zona donde se vaya a comer. También debemos disponer en este espacio de mandos a distancia y teléfonos inalámbricos.

El suelo será antideslizante tanto en seco como mojado. Si colocamos alfombras, estas deben fijarse muy bien al suelo para evitar tropiezos, y preferiblemente estarán enrasadas.

Cocina

Cocina accesibleLa cocina debe permitir que una persona con discapacidad pueda desenvolverse de forma autónoma, fácil y cómoda. Por ello debemos intentar que los elementos que la componen así como su distribución sean accesibles.

La disposición de los muebles de la cocina debe ser en L, U o en línea preferentemente. Entre ellos debe haber un espacio libre de 1,50m de diámetro que permita realizar un giro de 360º con una silla de ruedas. Debido a la importante frecuencia de uso del fregadero y de la cocina, se podrá inscribir frente a ellos una circunferencia libre de obstáculos de 1,20m de diámetro. Hay que mantener siempre un espacio libre de paso de al menos 0,90 m.

Los cajones, armarios y las baldas de los muebles deben situarse entre los 0,40 y 1,40m.de altura para poder ser accesibles, al igual que los interruptores y enchufes. Debemos prestar atención a los tiradores, cuya forma más cómoda es la de L o C.

CocinaLa encimera ha de colocarse a unos 0,85m del suelo y debe tener no más de 0,60m de profundidad. Teniendo en cuenta que es lugar donde se prepara la comida, debería estar lo más despejado posible para ganar espacio y evitar maniobras innecesarias. Debe tener los cantos redondeados y ser de un color liso que contraste con el resto de los elementos de la cocina.

El fregadero y la cocina deben permitir la aproximación frontal de una persona en silla de ruedas por lo que estos espacios deben una altura de entre 0,80 y 0,85m. El espacio libre inferior tendrá una profundidad mínima de 0,50m, una altura de 0,70m y una anchura de 0,80m.

El microondas y/o el horno deben colocarse sobre la encimera para acceder mejor a ellos y sus mandos deben ser de fácil manejo. Todos los electrodomésticos ofrecerán información tanto visual como auditiva.

Para la grifería es recomendable la instalación de monomandos de palanca alargada o automática con detección de presencia, las cuales requieren un menor esfuerzo a la hora de accionarlos. Se situarán a una altura aproximada de 0,85-1,10m y dentro de la zona de alcance horizontal, 0,60m.

Toda la cocina ha de estar bien iluminada. Además deberá colocarse un foco de luz adicional en la zona de la encimera.

El suelo será antideslizante, tanto seco como mojado, y de un color liso.

Dormitorio

Dormitorio individualEstas estancias están prioritariamente destinadas al descanso, así que es necesario crear un ambiente agradable y cómodo para cualquier tipo de turista.

Entre los distintos elementos de la habitación debe existir una anchura mínima de paso de 0,90m para poder circular en silla de ruedas. Así mismo debe haber un espacio libre de 1,50m de diámetro que permita realizar un giro de 360º.

El mobiliario debe estar dispuesto de forma que queden itinerarios libres de 0,90m de ancho para poder acercarse sin dificultad al mobiliario y en el caso de la cama, para realizar la transferencia. Es recomendable instalar cabecero en la cama para que la persona que se encuentra encamada pueda asirlo para levantarse o cambiar de posición. Una buena opción a tener en cuenta son las camas regulables.

Los armarios deben tener puertas correderas. El perchero debe situarse a una altura máxima de 1,30m o a doble altura a 1,30m y 1,60m. Podemos instalar un perchero extensible que facilite el alcance. Debemos evitar colocar cajones o baldas bajo el perchero ya que éstos entorpecen la aproximación frontal. Se podrían colocar en un hueco aparte a una altura comprendida entre 0,40m y 1,20m. Los tiradores de todos los muebles deben tener forma de L o C.

La cama tendrá una altura comprendida entre 0,45-0,50m. Dispondrá de un espacio de transferencia libre en los laterales de ésta.

Dormitorio dobleEn las mesillas, los tiradores se situarán a una altura máxima de 0,50m. Los tocadores tendrán su plano superior a 0,80m, y poseerán un espacio libre inferior que permita la aproximación.

Los elementos de mobiliario dispondrán en los frentes que deban ser accesibles de una franja libre de obstáculos superior a 0,70m.

Las ventanas serán preferiblemente correderas, el sistema de apertura será de fácil utilización, no requiriendo el giro de muñeca. La altura del borde inferior de ésta será inferior a 0,60m.

Los enchufes, interruptores, aparatos y mecanismos de control ambiental deben ser accesibles.

Aconsejamos instalar teléfonos inalámbricos y aparatos con mando a distancia. Así como bucle de inducción para aquellas personas que presenten discapacidad auditiva. Además, las estancias deberán contar con un avisador luminoso y acústico que advierta en caso de emergencia.

El suelo del dormitorio debe ser antideslizante y sin ningún tipo de resalte. Si se colocan alfombras, estas deben fijarse bien al suelo para evitar tropiezos.

Piscina de pública concurrencia

Piscina con ayudas técnicas para su accesoLas piscinas son lugares en los que hay una gran afluencia de público, especialmente en verano, para hacer deporte, descansar o tomar el sol. Por ello presentamos una serie de recomendaciones para hacer de ellas un lugar accesible para todas las personas.

Si dispone de aparcamiento, contará con un mínimo de plazas reservadas para personas con movilidad reducida. Se debe cuidar la accesibilidad en los itinerarios exteriores y el acceso al recinto.

Los distintos servicios de los que dispone una piscina, como aseos, vestuarios o bar, han de estar conectados por recorridos accesibles. Además debe existir un camino accesible que conduzca a la piscina. El pavimento será antideslizante tanto seco como mojado.

Silla de acceso a piscinaEl vaso tendrá unos márgenes de 1,80m con los bordes redondeados. El perímetro debe contar con una banda antideslizante de 0,50m de ancho con un color y una textura distintos a la del resto del pavimento. Además, la profundidad del agua ha de marcarse con un cambio en la textura y el color de esta misma banda y también del fondo de la piscina.

Los sumideros llevarán rejillas fijas separadas por un máximo de 0,006m. Deben ser de un color diferente al del vaso y al del pavimento en el que están instaladas.

Existen diferentes posibilidades de acceso al agua, al menos una de ellas ha de ser susceptible de utilizarse por personas con movilidad reducida:

Acceso mediante rampa a la piscina

Acceso mediante escalera a la piscina

Dentro del agua, es aconsejable el uso de elementos de corcho para delimitar las calles, sobre todo cuando la piscina está destinada a la práctica de la natación.

Vestuario

Se seguirán las mismas recomendaciones que en los aseos higiénicos, prestando especial atención a los espacios de acceso y recorridos interiores.

Las dimensiones permitirán inscribir una circunferencia libre de obstáculos de un diámetro de 1,50m, y la anchura libre mínima de paso en toda la estancia será de 1,20m. Las puertas deberán ser correderas o abatibles hacia el exterior.

Vestuario

En el interior existirá una zona para cambiarse de ropa. Debe contar con asientos, espacio reservado para personas en silla de ruedas, barra horizontal perimetral, perchas... Todos los elementos que sean manipulables han de situarse a una altura aproximada de 0,40-1,20m.

Ducha adaptada con asiento abatible y barras de agarreLas taquillas se podrán alcanzar con facilidad. Contarán con tiradores y pestillos de sencilla utilización, que se activen preferiblemente por palanca o presión, quedando prohibidos los pomos o los sistemas que requieran giro de la muñeca. Para una rápida ubicación de las taquillas se recomienda que se diferencien las filas por colores y que se rotulen números en cada una de ellas, la información se acompañará en braille y en altorrelieve.

Se situarán avisadores acústicos y luminosos en la zona de duchas y en la sala de vestuarios. Además, se instalarán en ambas dispositivos de llamada de emergencia.

Parques y jardines

Los parques y jardines suponen lugares especiales dentro del entorno turístico. En ellos los ciudadanos realizan actividades de esparcimiento y ocio, además de ser espacios adecuados para las relaciones sociales y para las actividades culturales y recreativas. Estas zonas ofrecerán a todos sus usuarios la comodidad y seguridad adecuadas.

Los aparcamientos de uso público que están al servicio o cerca de las plazas, parques o jardines contarán con plazas de aparcamiento reservadas para personas con movilidad reducida.

Al menos una ruta de acceso debe conectar las paradas de transporte público, zonas de aparcamiento accesible, calles o aceras con la entrada accesible al lugar. Es preferible el acceso al parque, plaza o jardín mediante transporte público con el fin de preservar el entorno natural de la zona.

El acceso principal debe producirse sin diferencia de nivel o, en caso de que exista, con una rampa de suave pendiente.

Sendero accesibleLos caminos que proporcionan acceso a los elementos y espacios de un lugar de recreo están entre los factores más críticos para asegurar la accesibilidad. La persona con discapacidad no tendrá facilidad para disfrutar de los espacios naturales si el camino que le lleva a ellos es inaccesible. Se harán accesibles mediante rutas de acceso y senderos de recreo.

Estos espacios estarán correctamente señalizados y contarán con información sobre la organización del área, horarios, actividades, etc. Para ello, los paneles informativos y planos guía deberán contemplar también requisitos de accesibilidad.

Sendero adaptadoEn relación con la pendiente máxima ésta no será superior al 10% para tramos superiores a 3,00m, al 8% para tramos de hasta 6,00m y 6% para tramos de longitud inferior a 9,00m. La pendiente transversal no excederá del 2%.

Se deberán prever espacios de descanso en rutas de acceso o senderos a intervalos no superiores a 50,00m. La intersección de caminos en forma de T podrá servir como lugar de descanso aceptable. Estas áreas no deben interferir en el espacio libre peatonal y contarán con al menos un banco accesible y un espacio libre de obstáculos reservado para usuarios de silla de ruedas.

Las rejillas no tendrán aberturas de diámetro superior a 0,025m o una separación entre barras superior a 0,01m, y se dispondrán siempre en sentido transversal al de la marcha. El pavimento debe ser antideslizante y regular, para no suponer un obstáculo, estará exento de gravilla o material suelto y con compactación mínima de 90% del ensayo Proctor modificado. En los entarimados de madera, los huecos no serán mayores de 0,01m.

Parques y jardines

La iluminación artificial deberá ser uniforme donde se requiera, resaltando algunos elementos importantes, como cabinas telefónicas, bancos, papeleras, paneles informativos, etc.

Se deberá contar con mobiliario y mostradores accesibles en bares, terrazas y zonas de servicios del parque, plaza o jardín, así como con espacio suficiente para la circulación y maniobra libre de obstáculos.

Las señales de tránsito, semáforos, postes de iluminación y cualquier otro elemento vertical de señalización o de mobiliario urbano (buzones, papeleras, teléfonos públicos, fuentes etc.) se dispondrán en áreas destinadas específicamente para mobiliario y sin tránsito peatonal, de forma que no constituyan obstáculos para las personas con ceguera o con discapacidad visual y para las personas que se desplacen en silla de ruedas. Estos elementos se advertirán con un pavimento señalizador que contraste en textura y color con el entorno, éste será ranurado. Es aconsejable que se instale pavimento diferenciado que delimite las zonas de tránsito y los puntos de intersección donde confluyen diferentes itinerarios.

Espacios de descanso con bancosDurante todo el recorrido se respetará una banda libre peatonal, de 1,80m de ancho, por 2,20m de alto, la cual no será invadida por ningún tipo de elemento perturbador de la circulación. En los senderos se instalarán pasamanos que sirvan de apoyo para las personas con movilidad reducida y de guía para aquellas personas que posean una deficiencia visual.

Los árboles que se sitúen en estos itinerarios no interrumpirán la circulación y tendrán cubiertos los alcorques con rejas o elementos perforados, enrasados con el pavimento circundante. Cuando el ancho mínimo de la circulación no se encuentre comprometido podrá señalizarse la presencia de árboles con canteros destacados por color, de altura fácilmente detectable con el bastón de la persona ciega al hacer el arco.

BancosSerá preciso dotar a las áreas de recreo con bancos, apoyos isquiáticos y fuentes adaptadas, con zonas de sombra, sendas accesibles y buena iluminación. Los bancos y apoyos isquiáticos deberán contar con un área anexa reservada libre de obstáculos destinada a personas que usen silla de ruedas, además, durante toda su longitud se dispondrá un espacio libre de obstáculos para situar las piernas. Éste tendrá un ancho de 0,60m.

Los apoyos isquiáticos son elementos que permiten el descanso de las personas sin necesidad de tener que sentarse e incorporarse. A lo largo de cualquier recorrido peatonal debe preverse la disposición de estos elementos que permiten descansar en posición semisentada.

Estos apoyos permiten recobrar la posición erguida fácilmente y son una oportunidad de reposo para personas ancianas o con discapacidad física. Se colocarán en lugares donde se prevea una situación de parada peatonal (senderos, paradas de autobús, metro, taxis, teléfonos, aseos...).

Parque infantil

Otra de las instalaciones que podemos encontrar son los parques infantiles. Deben diseñarse de forma que reúnan los requisitos necesarios para que sean accesibles tanto para niños como para adultos.

Vista general de un parque infantil con rutas accesiblesAl igual que en el resto de instalaciones debemos garantizar la accesibilidad de los itinerarios que conducen al parque así como las plazas de aparcamiento reservadas para personas con movilidad reducida.

Hay que prestar especial atención al área de juegos, la cual debe separarse atendiendo a la edad de los niños, por franjas de edad similares, para evitar riesgos innecesarios. Estas zonas deben señalizarse con dibujos o textos para que los niños las identifiquen sin dificultad. Los bordes han de estar protegidos para evitar golpes y se instalarán pasamanos en las zonas elevadas.

El itinerario interior de la zona de juegos tiene que ser totalmente accesible. Las zonas de juegos y las de paso, que deben comunicar las instalaciones con la entrada y la salida, estarán claramente diferenciadas de forma visual y táctil, es decir, con diferente color y textura. El ancho mínimo será en todo momento superior a 0,90m. El pavimento debe ser de un material antideslizante y que disminuya el impacto, como caucho reciclado o fibra de lana.

Parque infantil

Para acceder a los elementos de juego podemos instalar rampas, plataformas, peldaños (la altura será menor cuando los niños sean más pequeños) o soportes. Hay que prestar atención a la accesibilidad en la altura de los asientos y en la entrada a los elementos de juego, así como a la distancia que debe existir entre ellos para garantizar el paso. Quedará un espacio libre anejo a cada instalación con espacio suficiente para realizar la transferencia desde la silla de ruedas.

Balancín que permite el uso de silla de ruedasNo podemos olvidar que el entorno también ha de ser accesible, de ahí que se señalice con pavimento de diferente textura y color los principales recorridos y elementos singulares como fuentes o áreas de descanso. Los bancos y apoyos isquiáticos tendrán dimensiones que garanticen la accesibilidad para todo tipo de usuarios, y dispondrán de un espacio libre reservado para usuarios en silla de ruedas. En las proximidades a las zonas de juegos es necesario que haya espacio libre suficiente para la estancia y tránsito de personas en sillas de ruedas.

Los juegos que se pueden instalar en un parque infantil son muy variados: columpios, toboganes, casitas, etc. Actualmente contamos con un abanico muy amplio de posibilidades para instalar elementos accesibles para todo tipo de niños.

Terraza y kiosco

Terraza y kioscoLas terrazas presentan las mismas características que un salón comedor, con la diferencia de que éstas se encuentran al aire libre. Se debe garantizar el acceso desde el exterior y desde el interior del bar o restaurante a la terraza, si existe algún tipo de desnivel hay que salvarlo con rampas.

Existirá suficiente espacio entre las mesas para poder circular con una silla de ruedas. Por ello el espacio libre mínimo debe ser de 0,90m. Si se ocupa parte de las aceras o espacio público habrá que dejar libre al menos una distancia de 1,80m correspondiente al área peatonal. La zona ocupada será detectable para así evitar que se pueda producir algún accidente.

En estos espacios podemos encontrar un kiosco. Contará con una zona que permita la aproximación de las personas de talla baja o que utilizan silla de ruedas. Este espacio debe tener un mínimo de 0,80m de largo y una altura de 0,85m. El espacio libre inferior tendrá una profundidad mínima de 0,60m, una altura de 0,70m y una anchura de 0,80m.

No se situarán elementos salientes como toldos, marquesinas, carteles..., a una altura inferior a 2,20m.

Merendero

Vista general de un merendero con pavimento duro y mesa y barbacoa accesiblesEstas zonas verdes de esparcimiento se suelen encontrar en zonas naturales con gran afluencia de visitantes.

Los merenderos deben disponer de un aparcamiento con plazas reservadas para personas con movilidad reducida. Desde esta zona se trazará un itinerario accesible que nos permita acceder al área de mesas. Ésta debe presentar un pavimento compactado, sin resaltes y bien iluminado, con una barandilla de material natural a ambos lados, así como zonas de descanso.

Mesa con espacio reservado que permite el acercamientoEl merendero debe situarse en una zona llana y sin desniveles a la que pueda accederse sin dificultad. Si esto no fuese posible, reservará la zona más accesible a aquellas personas con movilidad reducida.

Habrá bancos con asientos ergonómicos a una altura de 0,45m y con una profundidad de las mismas dimensiones. Contarán con respaldo y reposabrazos. Al lado de los bancos se reservará un espacio de 0,90x1,50m para usuarios con movilidad reducida.

Las mesas deben permitir la aproximación frontal, por lo que tendrán un mínimo de 0,80m de largo y una altura máxima de 0,85m. El espacio libre inferior será de una profundidad mínima de 0,50m, una altura de 0,70m y una anchura de 0,80m.

Merendero

Las barbacoas de piedra o ladrillo que se suelen instalar no podrán tener más de 0,85m de altura para permitir el alcance de cualquier persona. La distancia mínima entre ellas ha de ser superior a 0,90m.

Los contenedores tendrán la parte inferior de la boca a una altura que no exceda los 1,40m y todos los elementos manipulables se situarán a una cota máxima de 0,90m.

Camping

El camping es una alternativa muy atractiva para aquellas personas que prefieren pasar sus vacaciones en contacto con la naturaleza. Sin embargo, debemos tener en cuenta que el entorno en el que se ubican dificulta su accesibilidad.

Al igual que los hoteles, estas zonas pueden ser de distintas categorías y prestar múltiples servicios de uso común a los clientes: bares, restaurantes, piscina, vestuarios, tienda, etc. Todos ellos deberán ser accesibles.

CampingLos campings deben disponerse de manera que estas instalaciones puedan ser utilizadas por todo el mundo. Se reservará un mínimo de parcelas para personas con discapacidad, de forma que sus tiendas de campaña o caravanas se encuentren lo más cerca posible de los servicios comunes.

Contarán con un aparcamiento con un mínimo de plazas reservadas para personas con movilidad reducida. Éstas deben estar debidamente señalizadas y situadas cerca de accesos peatonales que permitan un fácil acceso al camping.

El acceso principal no debe presentar desniveles y, si los tiene, se salvarán mediante rampas.

Para las sendas que unen las parcelas con los servicios que ofrece el camping se utilizará tierra compactada o pavimento antideslizante con materiales naturales con una anchura superior a 1,80m.

Camping

En la parcela, debe existir un espacio libre suficiente para la instalación de la tienda de campaña o la caravana. El espacio mínimo libre alrededor de éstos debe ser de 0,90m y de 1,20m en la zona de la entrada.

Todo el camping contará con un mobiliario accesible. El entorno debe mantenerse limpio y sin obstáculos que permitan la libre circulación de los campistas. Además, estará bien iluminado.

Se debe prestar especial atención a la señalización, que ofrecerá una información clara sobre la organización del camping. Debemos instalar paneles informativos y planos guías repartidos por todo el recinto. Éstos incluirán información sobre la localización de las zonas de uso común, las actividades, los horarios, etc.